Transformación del ciclo de vida del servicio en empresas de bienes de consumo

Ciclo de vida del servicio
El ciclo de vida del servicio se ha transformado en la era digital de numerosas maneras, especialmente a medida que la experiencia del cliente se convierte en un factor determinante del éxito de una marca.

En la era digital actual, las empresas de bienes de consumo están experimentando un cambio significativo en la forma de gestionar el ciclo de vida del servicio. Con la experiencia del cliente en el centro del escenario, el enfoque tradicional de la gestión del ciclo de vida del servicio ha evolucionado para adaptarse a los rápidos cambios provocados por las tecnologías digitales.

Exploremos cómo el ciclo de vida del servicio ha transformado las empresas de bienes de consumo y el impacto de estos cambios en la experiencia del cliente.

Para entender este cambio, tenemos que volver al pasado y revisar la metodología de cómo se concibió el ciclo de vida del servicio.

La metodología del ciclo de vida del servicio

El ciclo de vida del servicio es un componente crítico de la gestión de las empresas de bienes de consumo, ya que abarca todo el recorrido de un producto o servicio desde su creación hasta el final de su vida útil. Al comprender y gestionar este ciclo de vida, las empresas pueden controlar mejor los costos, aumentar la eficiencia y mejorar la satisfacción del cliente.

La metodología habitual puede dividirse en 5 etapas principales:

Desarrollo

Durante esta etapa, las empresas de bienes de consumo identifican las necesidades del mercado, generan ideas y diseñan productos o servicios para satisfacerlas (Heskett et al., 1994).

Introducción

Las empresas lanzan nuevos productos o servicios y establecen su presencia en el mercado. Esta etapa implica esfuerzos de marketing, la creación de redes de distribución y la prestación de asistencia al cliente (Heskett et al., 1994).

Crecimiento

A medida que el producto o servicio gana tracción, las empresas se centran en aumentar la cuota de mercado y mejorar la rentabilidad. También pueden perfeccionar su oferta y ampliar su público objetivo (Levitt, 1965).

Madurez

El producto o servicio ha alcanzado su máximo potencial y el crecimiento de las ventas se ralentiza. Las empresas se centran en mantener la cuota de mercado, gestionar los costes y maximizar los beneficios (Levitt, 1965).

Declive

A medida que cambian las preferencias de los consumidores y surgen nuevos competidores, disminuye la demanda del producto o servicio. Las empresas deben decidir si interrumpen, reposicionan o reinventan su oferta (Heskett et al., 1994).

Este modelo no ha cambiado mucho desde su creación en 1965, sin embargo, ha evolucionado y se ha transformado de forma importante.

Service Life Cycle Vintage Coca-Cola 1950
Copyright © The Coca-Cola Company

Comprender y controlar el ciclo de vida del servicio siempre ha beneficiado a las empresas de bienes de consumo, ya que les ha permitido conocer mejor el comportamiento de los consumidores y compradores.

Esto influiría enormemente en el lanzamiento de su siguiente producto o servicio.

Ventajas del ciclo de vida del servicio

Mejora de la toma de decisiones

Al conocer la fase del ciclo de vida de sus productos y servicios, las empresas pueden tomar decisiones informadas sobre la asignación de recursos, las estrategias de precios y el desarrollo de productos.

Mayor satisfacción del cliente

Centrarse en el ciclo de vida del servicio ayuda a las empresas a adaptar su oferta a las necesidades y preferencias cambiantes de los clientes, lo que aumenta su fidelidad y satisfacción.

Mayor rentabilidad

Una gestión eficaz del ciclo de vida del servicio permite a las empresas optimizar los costes y los flujos de ingresos en cada etapa, maximizando la rentabilidad.

Mayor adaptabilidad al mercado

Las empresas que gestionan activamente su ciclo de vida del servicio pueden anticiparse y responder mejor a los cambios del mercado, manteniendo su ventaja competitiva.

Este último punto ha sido un factor crítico para impulsar la innovación y nuevas formas de conectar con el comprador en la última década y ha obligado a las empresas a adoptar un enfoque centrado en el comprador.

Nuevas consideraciones para el ciclo de vida del servicio

A la hora de implantar el ciclo de vida del servicio en una empresa de bienes de consumo, es esencial tener en cuenta los siguientes factores:

Enfoque centrado en el Shopper en el ciclo de vida del servicio

Centrarse en comprender y anticipar las necesidades y preferencias del cliente a lo largo de todo el ciclo de vida. Este enfoque permite a las empresas adaptar sus ofertas, estrategias de marketing y servicios de asistencia para atender mejor a sus clientes y aumentar su fidelidad.

Es importante comprender que este enfoque implica una transformación de toda la organización hacia el comprador.

Contenido relacionado: Centrarse en el Shopper empieza de dentro hacia afuera

Mejora continua

Esforzarse por mejorar continuamente el diseño de los productos, los procesos de producción y la prestación de servicios. Incorporar las opiniones de los clientes y analizar los datos de rendimiento puede ayudar a identificar áreas de mejora e impulsar la innovación.

Sostenibilidad

Tener en cuenta el impacto medioambiental y social de los productos y servicios a lo largo de su ciclo de vida. La incorporación de prácticas sostenibles, como la reducción de residuos, la optimización del uso de recursos y la promoción de un abastecimiento ético, puede contribuir a un modelo de negocio más sostenible y responsable.

Digitalización del ciclo de vida de los servicios

Adopta las tecnologías digitales para agilizar los procesos, mejorar el análisis de datos y potenciar la comunicación y la colaboración dentro de la organización. Las herramientas digitales pueden permitir a las empresas gestionar mejor su ciclo de vida de servicio y responder más rápidamente a los cambios del mercado.

Transformación del ciclo de vida del servicio

La era digital ha transformado el ciclo de vida del servicio de numerosas maneras, especialmente a medida que la experiencia del cliente se convierte en un factor determinante del éxito de una marca.

Las empresas deben evolucionar constantemente y adaptarse a la nueva forma de llegar a los clientes individuales y a las empresas.

Para IDCOM, este es el núcleo de nuestra metodología. Estar siempre centrados en el comprador.

  1. Aumento de los puntos de contacto digitales
  2. Personalización y adaptación
  3. Comentarios y comunicación en tiempo real
  4. Aumento de la competencia
  5. Innovación centrada en el comprador

La transformación digital del ciclo de vida del servicio

Como puedes ver, estamos asistiendo a un cambio significativo en la forma de gestionar el ciclo de vida del servicio.

Con la experiencia del cliente en el centro del escenario, el enfoque tradicional de la gestión del ciclo de vida del servicio ha evolucionado para adaptarse a los rápidos cambios provocados por las tecnologías digitales.

Veamos cuáles son los motores de esta nueva transformación, a los que ya nos hemos referido brevemente.

Adoptar los puntos de contacto digitales

¿Recuerdas cuando solamente podías interactuar con las marcas en las tiendas físicas? Pues bien, eso ya pasó. Ahora, con los sitios web, las redes sociales y las aplicaciones móviles, puede conectar con sus marcas favoritas en cualquier momento y lugar. Esta revolución digital ha hecho que sea crucial para las empresas de bienes de consumo crear experiencias de cliente fluidas a través de múltiples canales.

La personalización es la nueva norma

A nadie le gusta que lo traten como a un número más. Hoy en día, las empresas de bienes de consumo tienen acceso a montones de datos sobre sus clientes, lo que les permite ofrecer experiencias personalizadas. Al adaptar los productos y servicios a las preferencias individuales, las marcas se aseguran de que los clientes se sientan considerados y valorados.

Hablemos del feedback

En el pasado, las empresas tardaban mucho tiempo en recibir las opiniones de sus clientes sobre sus experiencias con productos y servicios. Pero ahora, gracias a las redes sociales y a los comentarios en línea, los clientes pueden compartir sus opiniones al instante. Esta cadena de comentarios en tiempo real mantiene a las marcas alerta y las empuja a mejorar su experiencia de cliente.

La competencia se vuelve feroz

La era digital ha facilitado la entrada de nuevos actores en el mercado, lo que ha aumentado la presión sobre las empresas de bienes de consumo establecidas. Para destacar entre la multitud, las marcas deben centrarse en ofrecer una experiencia de cliente excepcional que las diferencie de sus competidores.

Co-crear el futuro

Atrás quedaron los días en que las empresas creaban productos y servicios de forma aislada. Hoy, las marcas involucran cada vez más a los clientes en el proceso de innovación, convirtiéndolos en parte integrante del ciclo de vida del servicio. Este enfoque centrado en el cliente garantiza que las ofertas se ajusten mejor a sus necesidades y preferencias.

El impacto en la experiencia del cliente

La transformación digital del ciclo de vida del servicio en las empresas de bienes de consumo ha tenido algunos efectos significativos en la experiencia del cliente. Al fin y al cabo, el principal motor del enfoque centrado en el Shopper es la experiencia del cliente o comprador.

Una y otra vez hemos visto que el comprador de hoy en día es más complejo y menos leal, por lo que depende de las empresas transmitir el ADN de su marca a los compradores de forma que puedan conectar con ella y apreciarla.

¿Cómo? Permíteme compartir contigo las formas más importantes de impactar al comprador.

Experiencias coherentes y fluidas

Con múltiples puntos de contacto digitales a su disposición, los clientes esperan una experiencia fluida y coherente en todos los canales. Las marcas que pueden ofrecer esta experiencia sin fisuras probablemente ganarán la lealtad y la confianza de los clientes.

Satisfacer las necesidades individuales

Las experiencias personalizadas hacen que los clientes sientan que las marcas comprenden realmente sus preferencias y se preocupan por ellas. Esta sensación de ser valorado puede conducir a una mayor satisfacción y lealtad a largo plazo.

Rápida resolución de problemas

La posibilidad de compartir opiniones en tiempo real empuja a las empresas de bienes de consumo a abordar los problemas con rapidez y eficacia. Al escuchar y responder activamente a las preocupaciones de los clientes, las marcas pueden demostrar su compromiso con su satisfacción.

El factor diferenciador

En un mercado competitivo, una experiencia del cliente de primera categoría puede ser el factor decisivo que incline la balanza a favor de una marca sobre otra. Al dar prioridad a la experiencia del cliente en todo el ciclo de vida del servicio, las empresas de bienes de consumo pueden diferenciarse y crear una base de clientes fieles.

Recuerde que esto es aún más difícil hoy en día debido a la falta de fidelidad de los clientes. Cuando está desencantado, un cliente te abandonará tan rápido como te ha considerado.

Innovación colaborativa

Involucrar a los clientes en el desarrollo y la mejora de productos y servicios no solamente conduce a mejores ofertas, sino que también fomenta un sentimiento de propiedad y lealtad entre los clientes. Al situar la experiencia del cliente en el centro del ciclo de vida del servicio, las marcas pueden cultivar relaciones duraderas con sus clientes.

Reflexiones sobre el ciclo de vida del servicio

¡Ahí lo tienes!

La transformación digital tiene a las grandes marcas en vilo todo el tiempo, forzando la innovación y la interacción con el comprador. Permítame ofrecerle algunas recomendaciones finales para evitar un impacto negativo en la experiencia del cliente.

Adoptar el enfoque omnicanal

¿Recuerda cuando hablamos de cómo los clientes pueden conectar con las marcas en cualquier momento y lugar? Para garantizar una experiencia fluida y coherente en todos los canales, las empresas deben integrar sus esfuerzos de marketing, ventas y atención al cliente. Al contar con una estrategia unificada, pueden asegurarse de que los clientes se sientan valorados, independientemente de dónde o cómo interactúen con la marca.

Aprovechar los datos de forma responsable

Es estupendo que las empresas puedan utilizar los datos para ofrecer experiencias personalizadas, pero hay un problema: la privacidad. Las marcas deben encontrar un equilibrio entre la personalización y el respeto a la privacidad de los clientes. Por eso, aunque es crucial emplear los datos para adaptar productos y servicios, es igualmente importante ser transparente sobre cómo se recopilan y usan.

Escuchar, responder y mejorar

Los comentarios en tiempo real cambian las reglas del juego, pero solamente son útiles si las marcas los usan realmente. Las empresas de bienes de consumo deben escuchar activamente las opiniones de los clientes, responder a sus preocupaciones y realizar mejoras basadas en ellas. Esto no solo ayudará a resolver los problemas con rapidez, sino que también demostrará a los clientes que sus opiniones importan de verdad.

Destacar con un servicio excepcional

Con una competencia cada vez más feroz, es fundamental que las marcas mejoren su experiencia de cliente. Invirtiendo en la formación de los empleados, adoptando soluciones innovadoras y perfeccionando constantemente sus ofertas, las empresas pueden ofrecer un nivel de servicio que las diferencie del resto.

Co-crear con tus clientes

Como hemos visto, implicar a los clientes en el proceso de innovación puede dar lugar a mejores productos y servicios. Pero, ¿cómo hacerlo de forma eficaz? Fomentando el sentido de comunidad y utilizando herramientas como foros en línea, encuestas y grupos de discusión, las marcas pueden dar voz a los clientes y hacerles sentir que forman parte del proceso.

Si te centras en estas estrategias y sitúas la experiencia del cliente en el centro del ciclo de vida del servicio, tu empresa de bienes de consumo puede crear experiencias excepcionales que conquisten a los clientes y construyan relaciones duraderas.

Hasta la próxima…

References:

  1. Heskett, J. L., Sasser, W. E., & Schlesinger, L. A. (1994). Putting the service-profit chain to work. Harvard Business Review, 72(2), 164-174.

  2. Levitt, T. (1965). Exploit the product life cycle. Harvard Business Review, 43(6), 81-94.

¿Deseas compartir?

Blogs Relacionados

Experiencia del Cliente
Carlos Dieter

Canales de distribución: El impacto sobre la marca y el servicio al cliente en FMCG

La optimización de los canales de distribución en el sector de bienes de consumo de alta rotación mejora el valor de la marca y eleva los niveles de servicio al cliente, fomentando la fidelidad y la confianza. Una distribución eficiente influye directamente en la percepción de la marca y garantiza una experiencia del cliente sin fisuras.

Leer más »

Suscríbete a nuestro Boletín

¡Recibe las últimas publicaciones de nuestro blog directamente en tu bandeja de entrada!