El poder de la adopción de tecnología en las empresas de bienes de consumo

Adopción de tecnología
La adopción de tecnología tiene que ser rápida, y no hay entorno más competitivo que el mercado de los bienes de consumo de rápida rotación (FMCG). Se trata de una batalla constante basada en conocimientos impulsados por los datos y la adopción de tecnología. Especialmente hoy, con el auge de la IA.

La adopción de tecnología avanza de una forma sin precedentes, por lo que resulta imposible seguir el ritmo de los cambios constantes. Sin embargo, todas las empresas que venden directamente al consumidor final, o compradores como nos gusta llamarlos, necesitan una cantidad decente de datos para tomar decisiones empresariales fundamentadas.

Estos datos proceden de una tecnología mínimamente viable que impulsa el negocio en la dirección correcta proporcionando información precisa, fiable y congruente.

Suele ser más fácil decirlo que hacerlo, porque adoptar una nueva tecnología siempre es un reto, sobre todo en dos puntos clave. Uno, elegir la tecnología correcta para su negocio en particular, y dos, gestionar el cambio y la adopción de la nueva tecnología.

¿Por qué es importante?

Estarás de acuerdo en que estar a la última en tecnología es crucial para que cualquier empresa prospere, pero es especialmente importante para las empresas de gran consumo, dado el mercado tan competitivo y cambiante en el que operan. Por eso, esta vez me gustaría profundizar y explorar los retos, oportunidades y beneficios que conlleva la adopción de las nuevas tecnologías en este espacio.

Para aprovechar todas las ventajas de las iniciativas digitales, es necesario contar con un enfoque de adaptabilidad estructurado. Esta adopción generará cambios, y los cambios afectan a la forma en que casi todo el personal afronta su trabajo día a día. Esto requiere una gestión proactiva del cambio organizativo para garantizar el éxito empresarial.

Manos a la obra.

Retos de la adopción de tecnología

Puede parecer obvio, pero es importante aclarar los retos que supondrá la adopción de una nueva tecnología no sólo a corto plazo, sino a la hora de impulsar los objetivos empresariales para los próximos 5 años.

Esto también podría aportar información valiosa sobre la profundidad o amplitud que debe tener la nueva tecnología, y si debe integrar o sustituir alguna de las existentes.

Resistencia al cambio en la adopción de tecnología

La gente suele resistirse al cambio, y esto también es cierto para los empleados de las empresas de gran consumo. Pueden sentirse cómodos con los sistemas existentes y sentirse amenazados por la introducción de nuevas tecnologías.

Integración con los sistemas existentes

La implantación de nuevas tecnologías suele requerir una integración perfecta con los sistemas existentes, lo que puede resultar un proceso complejo y lento. Esto puede causar trastornos en las operaciones diarias de la empresa.

Formación y desarrollo de habilidades

Adoptar una nueva tecnología suele implicar que los empleados tengan que aprender nuevas habilidades o actualizar las que ya tienen. Proporcionar formación y apoyo adecuados a la plantilla puede suponer un reto y consumir muchos recursos.

Oportunidades de adopción de tecnología

Toda adopción de una nueva tecnología está motivada por la frustración de no poder obtener la información adecuada. También puede estar provocada por procesos ineficaces que se convierten en elevados costes de la actividad empresarial.

A veces, hacer negocios como de costumbre amortigua el clamor por el cambio, pero con el tiempo, estos desencadenantes surgirán con más frecuencia hasta que el cambio sea inevitable.

Aumento de la eficiencia

La implantación de nuevas tecnologías puede automatizar tareas repetitivas y agilizar procesos, lo que en última instancia se traduce en una mayor eficiencia y una reducción de costes para las empresas de bienes de consumo.

Mejora de la toma de decisiones

La tecnología moderna permite recopilar, analizar e interpretar mejor los datos, lo que permite a las empresas de bienes de consumo tomar decisiones más informadas y estratégicas.

Mejora de la experiencia del cliente

Mediante la adopción de nuevas tecnologías, las empresas de bienes de consumo pueden mejorar la experiencia de sus clientes, ofreciéndoles servicios y productos personalizados que se adapten a sus necesidades y preferencias.

Contenido relacionado: La experiencia del cliente y cómo mejorarla en 7 pasos sencillos

 

Beneficios de la adopción de tecnología

Al adoptar una nueva tecnología, usted resuelve principalmente las necesidades que desencadenaron el cambio. Sin embargo, la nueva tecnología aporta beneficios adicionales que transformarán su empresa a largo plazo.

También cambiará positivamente la mentalidad de toda su organización, que todos podrán comprender y adoptar.

Esto, a su vez, facilitará la permeabilización de futuros cambios a la hora de actualizar la tecnología recién adoptada.

Ventaja competitiva

Mantenerse por delante de la competencia es crucial en la industria de bienes de consumo. Adoptando las últimas tecnologías e incorporando prácticas de gestión del cambio, las empresas pueden mantener una ventaja competitiva y captar una mayor cuota de mercado.

Escalabilidad de la adopción de tecnología

La adopción de tecnología a menudo conduce a una mayor escalabilidad, lo que permite a las empresas de bienes de consumo crecer y ampliar sus operaciones de manera más eficiente y rentable.

Innovación

La adopción de nuevas tecnologías puede impulsar la innovación, dando lugar al desarrollo de productos únicos y mejorados que satisfagan las demandas siempre cambiantes de los consumidores.

Impacto en tu organización

Las dificultades asociadas a la adopción de nuevas tecnologías en las empresas de gran consumo pueden tener implicaciones de gran alcance para todos los departamentos de la organización. Comprender estos retos y su impacto en los distintos departamentos es crucial para gestionar eficazmente la transición y cosechar los beneficios de los avances tecnológicos.

Veamos los impactos departamentales más comunes.

Producción y operaciones

La introducción de nuevas tecnologías en los departamentos de producción y operaciones puede provocar interrupciones temporales, ya que los empleados necesitan tiempo para adaptarse a los nuevos procesos y sistemas. Además, puede haber un periodo de menor eficiencia mientras la empresa pone a punto la nueva tecnología y resuelve cualquier problema imprevisto.

Ventas y marketing

Los departamentos de ventas y marketing dependen en gran medida de los datos para tomar decisiones estratégicas. Cualquier retraso o dificultad en la adopción de la nueva tecnología puede obstaculizar su capacidad para analizar las tendencias de consumo y desarrollar campañas de marketing eficaces, lo que en última instancia repercute en los resultados de la empresa.

Recursos humanos

El departamento de RR.HH. desempeña un papel crucial en la gestión de la plantilla durante las transiciones tecnológicas. Los retos en la adopción de nuevas tecnologías pueden provocar un aumento de la rotación de empleados, así como dificultades para atraer y retener a los mejores talentos.

Finanzas

El departamento financiero es responsable de gestionar las inversiones de la empresa y garantizar unas perspectivas financieras saneadas. Las dificultades para adoptar nuevas tecnologías pueden sobrecargar los recursos del departamento, que debe asignar fondos para gastos imprevistos y gestionar los riesgos financieros asociados al cambio.

TI

El departamento de TI suele estar a la vanguardia de la adopción tecnológica, ya que es responsable de integrar los nuevos sistemas y garantizar su buen funcionamiento. Los retos que plantea la adopción de nuevas tecnologías pueden suponer una inmensa presión para el departamento de TI, ya que tiene que solucionar problemas, prestar asistencia y garantizar la seguridad y estabilidad de los nuevos sistemas.

Si abordan estas cuestiones de forma proactiva e implican a todas las partes interesadas en el proceso de cambio, las empresas de bienes de consumo pueden sortear las complejidades de la adopción tecnológica y mantener su ventaja competitiva.

Estrategia sencilla para la adopción de tecnología

Adoptar con éxito una nueva tecnología es un factor crítico para su empresa en el competitivo panorama empresarial actual.

Como líder de una organización, el director general desempeña un papel vital a la hora de garantizar una transición fluida durante la implantación de nuevas tecnologías en toda la empresa.

Permítame esbozar una estrategia que los directores generales pueden utilizar para gestionar eficazmente el proceso de adopción de tecnología.

Evaluar la situación actual e identificar las necesidades

Antes de sumergirse en el proceso de adopción, el CEO debe evaluar el panorama tecnológico actual de la empresa e identificar las áreas que podrían beneficiarse de la nueva tecnología, tal y como se ha señalado anteriormente una vez que se ha desencadenado la necesidad.

Esto implica evaluar los sistemas existentes, analizar a los competidores y señalar las áreas en las que la empresa puede obtener una ventaja competitiva adoptando la innovación.

Establecer metas y objetivos claros

Una vez identificadas las necesidades, el director general debe establecer metas y objetivos claros para la adopción de la tecnología. Esto incluye definir los resultados esperados, como el aumento de la eficiencia, el ahorro de costes o la mejora de la experiencia del cliente, y establecer un calendario realista para alcanzar estos objetivos.

Seleccionar la tecnología adecuada

Con una comprensión clara de las necesidades y objetivos de la empresa, el CEO debe elegir la tecnología adecuada que mejor se alinee con estas metas. Esto implica investigar el mercado, consultar a expertos del sector y tener en cuenta factores como la escalabilidad, la integración con los sistemas existentes y la curva de aprendizaje para los empleados.

Desarrollar un plan de implantación exhaustivo

El director general debe crear un plan detallado que describa los pasos necesarios para implantar la nueva tecnología. Esto incluye la identificación de las principales partes interesadas, la asignación de recursos y el establecimiento de hitos para cada etapa del proceso. El plan también debe abordar cualquier riesgo potencial e incluir medidas de contingencia para hacer frente a retos imprevistos.

Comunicar la visión y garantizar la aceptación

Para que la adopción de la tecnología tenga éxito, es fundamental contar con el apoyo de toda la organización. El director general debe comunicar eficazmente a los empleados de todos los niveles la visión, los fundamentos y los beneficios esperados de la nueva tecnología. Esto ayudará a garantizar la aceptación y a crear un sentimiento de propiedad compartida y de compromiso con el cambio.

El sentido de propiedad proviene de una comprensión clara de cómo cada uno repercute individualmente en la organización.

Contenido relacionado: Centrarse en el Shopper empieza de dentro hacia afuera

Proporcionar formación y apoyo

El director general debe asegurarse de que los empleados reciben la formación y el apoyo necesarios para desarrollar las habilidades requeridas para utilizar la nueva tecnología con eficacia. Esto puede implicar organizar talleres, facilitar el acceso a recursos de aprendizaje u ofrecer sesiones de coaching individuales.

Supervisar los progresos y hacer ajustes

El director general debe supervisar periódicamente el progreso del proceso de adopción de la tecnología y hacer los ajustes necesarios. Esto implica hacer un seguimiento de los indicadores clave de rendimiento, solicitar la opinión de los empleados y abordar cualquier problema que surja durante la implantación.

Celebrar los éxitos y compartir lo aprendido

A medida que se alcanzan hitos y se logran éxitos, el director general debe celebrar y reconocer el duro trabajo y la dedicación del equipo. Esto no sólo levanta la moral, sino que refuerza el compromiso de la empresa con la innovación y la mejora continua. Además, compartir las enseñanzas extraídas del proceso de adopción puede servir de base para futuras iniciativas tecnológicas.

Reflexiones finales sobre la adopción de tecnología

El cambio no es fácil. Al contrario, es todo un reto, debido a la resistencia natural de las partes interesadas.

La clave para una transición sin problemas es una planificación minuciosa, una comunicación clara y la implicación de todos en el proceso. Con el enfoque adecuado y un firme compromiso con la innovación, puede llevar a su empresa a un futuro más brillante y tecnológico.

Hoy en día, las empresas se basan más que nunca en los datos. Con la rápida evolución de la IA, es fácil obtener datos en tiempo real.

Por eso, la adopción de tecnología escalable es más crucial que nunca.

Las empresas que adopten antes este cambio serán las que tengan una ventaja competitiva en este mercado tan competitivo de los bienes de consumo de rápida rotación.

La pregunta sigue siendo: ¿dónde se encuentra hoy su empresa? No deje pasar esta evolución.

Contenido relacionado: ChatGPT para todas las empresas todos los días.

¿Deseas compartir?

Blogs Relacionados

Experiencia del Cliente
Carlos Dieter

Canales de distribución: El impacto sobre la marca y el servicio al cliente en FMCG

La optimización de los canales de distribución en el sector de bienes de consumo de alta rotación mejora el valor de la marca y eleva los niveles de servicio al cliente, fomentando la fidelidad y la confianza. Una distribución eficiente influye directamente en la percepción de la marca y garantiza una experiencia del cliente sin fisuras.

Leer más »

Suscríbete a nuestro Boletín

¡Recibe las últimas publicaciones de nuestro blog directamente en tu bandeja de entrada!